Casi 250 farmacias andaluzas se suman en apenas un año a la RASSELH

2019-05-31T11:04:50+02:0030/05/19|

El CACOF está desarrollando una campaña para promover la adhesión de las farmacias andaluzas a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), lo que permitirá crear la mayor red de espacios libres de humo de toda Europa. Las farmacias constituyen ya el 37% de los centros sanitarios y otras entidades que se integran en esta red.

Con el objetivo de fortalecer el servicio y el consejo que los farmacéuticos ofrecen en cuanto a promoción de la deshabituación tabáquica, el CACOF ha puesto en marcha con motivo del Día Mundial sin Tabaco una campaña informativa para reivindicar el papel activo que la red de oficinas de farmacia de la comunidad autónoma puede jugar en la prevención del tabaquismo (sobre todo entre los grupos de población más jóvenes) y en la promoción del cese tabáquico entre aquellas personas de su entorno que aún son fumadoras.

Asimismo, la campaña pretende fomentar la adhesión de todas las farmacias de Andalucía a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), una iniciativa de la que ya forman parte el CACOF y los ocho Colegios de Farmacéuticos de Andalucía, y en la que en apenas un año ya se han sumado un total de 244 farmacias de las diferentes provincias andaluzas. Esta cifra supone el 37% de los centros sanitarios y otras entidades que se integran en esta red, y que alcanza en la actualidad un total de 649 miembros.

El objetivo del CACOF es seguir trabajando día a día para situarse como un referente en espacios libres de humo en Andalucía, ampliando el número de oficinas de farmacia andaluzas integradas en la RASSELH, y proporcionando a los farmacéuticos comunitarios las herramientas formativas necesarias para sumarse a este proyecto, que aparte de ayudar a posicionar las farmacias como espacios sanitarios más completos, tendrá un impacto positivo en la calidad de vida de las personas que aún continúan fumando en nuestra comunidad autónoma.

De hecho, según un estudio de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), alrededor del 40% de los pacientes que acceden a un servicio de deshabituación tabáquica en una farmacia consiguieron dejar de fumar. Asimismo, un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) indica que más de un 75% de las personas fumadoras desean dejar de consumir cigarrillos, aunque sólo el 5% lo conseguía por sí sólo, lo que pone de manifiesto la importancia del asesoramiento, control y seguimiento de un profesional sanitario para reducir el hábito tabáquico.

“Desde las farmacias andaluzas podemos ayudar a reducir el tabaquismo y sus consecuencias negativas, así como frenar su impacto en nuestra sociedad actual. Por eso estamos promoviendo la adhesión a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo, en la que se integran hospitales o centros de salud de toda Andalucía. La incorporación de las farmacias de la comunidad nos permitiría crear la mayor red de espacios sanitarios libres de humo de toda Europa”, destaca nuestro presidente , Antonio Mingorance.

La campaña incluye diferentes acciones, entre ellas la difusión en redes sociales e Internet de vídeos en los que farmacias adheridas a la RASSELH animan a otros compañeros farmacéuticos a sumarse a esta iniciativa y destacan el papel del farmacéutico en la ayuda a la deshabituación tabáquica de los ciudadanos.

La RASSELH es una estrategia de la Consejería de Salud y del Servicio Andaluz de Salud que nació en 2010, en el marco del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA), y cuyo fin es desarrollar medidas activas comunes de los servicios sanitarios en el control y prevención de este hábito, y reforzar el trabajo que realizaban los centros sanitarios, a través del intercambio entre ellos sobre estrategias de prevención y deshabituación tabáquica. a. Desde 2015, esta red andaluza está integrada a su vez en la red de ámbito mundial Global Network for Tobacco Free Health Care Services (GNTH).

“Andalucía cuenta con más de 3.800 farmacias repartidas por todo su territorio y debemos aprovechar ese potencial para temas de salud pública tan importantes como el tabaquismo, que es una de las principales causas de muerte en nuestro país. Las farmacias son espacios sanitarios próximos y de fácil acceso para toda la población y podemos ayudar a los pacientes o personas que quieran dejar de fumar y llevar un estilo de vida saludable, reduciendo el impacto del tabaquismo y sus consecuencias negativas”, señala Antonio Mingorance.

Según los datos de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía presentados con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que este año tiene como lema ‘El tabaco y la salud pulmonar’, en Andalucía unas 10.000 personas fallecen al año por causas atribuibles al tabaquismo, que constituye uno de los principales problemas de salud.

862 vistas