“Fortaleciendo los sistemas sanitarios con los farmacéuticos”, es el lema del Día Mundial del Farmacéutico 2023, que se celebra el próximo lunes 25 de septiembre. 

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, acompaña a los farmacéuticos en su celebración y ha  destacado el valor que aporta la farmacia al sistema público sanitario durante la inauguración de la nueva sede del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, en la que ha participado el presidente del CACOF, Antonio Mingorance, y los presidentes de los COF de Andalucía.

“Fortaleciendo los sistemas sanitarios con los farmacéuticos”, es el lema del Día Mundial del Farmacéutico 2023, que se celebra el próximo lunes 25 de septiembre. A él se han sumado los 14.000 farmacéuticos andaluces reivindicando su potencial para reforzar el sistema sanitario, especialmente en su Atención Primaria, mejorando así el servicio prestado a los pacientes y la equidad e igualdad.

“Es mucho lo que ya hacemos, pero aún más lo que podríamos llegar a hacer en desafíos tan relevantes como el seguimiento de los pacientes más vulnerables y la adherencia a los tratamientos o la prevención y detección precoz de algunas patologías”, ha afirmado el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (CACOF), Antonio Mingorance, durante la inauguración de la nueva sede del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, a cargo del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. El presidente de la Junta ha querido acompañar a los farmacéuticos andaluces y así mostrar, en vísperas de su Día Mundial, el apoyo a la labor que realizan y su reconocimiento por su contribución profesional al sistema público sanitario. “Donde hay una farmacia, siempre hay vida”, ha señalado el presidente andaluz, quien ha felicitado a los farmacéuticos por su Día Mundial y ha destacado que “los andaluces estaremos en deuda de gratitud con todos los farmacéuticos por su contribución al sistema de salud, en el que sois uno de sus pilares fundamentales, siempre en la primera línea de atención a los ciudadanos”.

El presidente del CACOF, Antonio Mingorance, ha pedido a la administración andaluza que siga el camino iniciado en la gestión de la pandemia, durante la cual se confiaron a los farmacéuticos atribuciones que resultaron determinantes para garantizar el acceso a la prestación farmacéutica de toda la población, especialmente de la más vulnerable. “En la gestión de la Covid-19 se demostró que los farmacéuticos estamos dispuestos y preparados para fortalecer el sistema sanitario de una manera eficiente y sostenible, y es el momento de dar nuevos pasos adelante”, ha declarado Mingorance.

Con cerca del 18% de todos los colegiados de España, Andalucía es la comunidad con más farmacéuticos, seguida de Madrid y Cataluña: hay casi 165 farmacéuticos por cada 100.000 habitantes en Andalucía. Asimismo, el 67% de los colegiados farmacéuticos en Andalucía son mujeres y la edad media es de 49 años. De los 13.996 farmacéuticos colegiados en Andalucía, hay 11.103 en activo (el 79,2%), situándose la tasa de paro en un 2,1% (ligeramente por encima de la media nacional del 1,8%).

En cuanto a los ejercicios profesionales, la oficina de farmacia representa en Andalucía, como en toda España, la primera modalidad de ejercicio farmacéutico (72% de los colegiados, muy similar a la media española). Análisis clínicos, farmacia hospitalaria, farmacéutico de administraciones públicas, distribución farmacéutica, óptica/oftálmica y nutrición y dietética son, por ese orden, las siguientes salidas profesionales en Andalucía. En todos estos ejercicios profesionales, y en otros como salud pública, industria, dermofarmacia o docencia e investigación, los farmacéuticos desarrollan su labor asistencial con la vista siempre puesta en la garantía y mejora de la salud y del conjunto de la asistencia sanitaria.

Servicios profesionales complementarios a la dispensación que contribuyen a mejorar los resultados en salud

En línea con las declaraciones del presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, el presidente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España, Jesús Aguilar, se ha referido a que “existe un consenso generalizado de que los farmacéuticos son una solución inteligente para reforzar los sistemas de todo el mundo”. En la misma línea, se ha pronunciado Mingorance: la farmacia andaluza ha sido pionera en el desarrollo e implantación de servicios profesionales que han acreditado mejorar los resultados en salud, así como en programas como el de entrega en las farmacias de medicación hospitalaria, que han mejorado el acceso al medicamento a los pacientes más vulnerables.

Así, desde las farmacias andaluzas se promueven servicios profesionales que ayudan a mejorar los resultados en salud, como el SPD (Sistema Personalizado de Dosificación de Medicamentos, que mejora la adherencia al tratamiento al reducir errores en la toma); MAPAfarma® para la Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA), que ayuda a mejorar el control de la tensión arterial y Asistencia en Nuevos Medicamentos (ANM), que busca mejorar la adherencia terapéutica y el uso racional del medicamento de aquellos pacientes que reciben una nueva prescripción relacionada con diabetes, hipertensión arterial, anticoagulantes y antiagregantes, y asma o EPOC.

En la actualidad, el CACOF también tiene en marcha un proyecto pionero para la prevención y detección precoz de la obesidad sarcopénica en las personas mayores de 60 años, con el fin de mejorar la salud y calidad de vida de este colectivo a través de intervención y seguimiento del farmacéutico comunitario. Este proyecto, denominado PYSMASARCO, cuenta con la participación de 160 farmacias andaluzas (20 en cada provincia), y ya dispone de 1.500 pacientes registrados en toda Andalucía, de los que ya se realiza el seguimiento a 600 de ellos.

Finalmente, Andalucía ha sido una de las primeras comunidades en poner en marcha la dispensación colaborativa entre farmacéuticos comunitarios y farmacéuticos de hospital para garantizar la continuidad asistencial y reducir la presencia de pacientes en hospitales, una experiencia que surgió a modo de pilotaje durante la pandemia de la Covid-19 y está implantada en diversos hospitales de diferentes provincias.